TEORÍA DE REFLEJOS PRIMITIVOS Y DESARROLLO MOTOR

Durante el primer año de vida, el desarrollo sensorial y psicomotor que va a experimentar el niño es uno de los as importantes aprendizajes que va a realizar en su existencia, ya que tiene una enorme repercusión neurológica en el resto de su desarrollo futuro. El movimiento tiene un efecto organizador e integrador del Sistema Nervioso Central, a nivel visual, auditivo, táctil y de equilibrio.

El desarrollo motor comienza en el útero y aparecen los reflejos primitivos, que van desde el nacimiento hasta el primer año de vida. Para asegurar una respuesta inmediata a su nuevo ambiente y a los estímulos externos. Dichos reflejos deben tener una vida limitada. Después de haber ayudado al bebe a sobrevivir los primeros meses de vida. Si se mantienen activos más allá de los 36 meses, se dice que son aberrantes.